Aumentan las denuncias relacionadas con Tinder


Tinder

¿Estamos seguros cuando ligamos a través de apps móviles como Tinder? ¿Hay algún riesgo en ello? Por lo general no solemos plantearnos la posibilidad de que haya riesgos, pero nunca se sabe qué puede ocurrir. Ahora desde Reino Unido nos alertan de cómo Tinder puede ser un claro peligro para nuestra seguridad.

Tinder y Grindr están en el ojo del huracán

En los dos últimos años dice la policía británica que los delitos en los que toman parte servicios como Grindr y Tinder han crecido por siete. Según las autoridades de Reino Unido hay una serie de problemas que han dado lugar en el uso de estas apps y sobre lo que hay que estar informados. Por ejemplo, violaciones, acoso sexual a personas que todavía no han alcanzado la mayoría de edad o incluso intentos de asesinato. Son situaciones demasiado graves como para no tenerlas en cuenta.

¿Estamos seguros y es todo una paranoia del gobierno británico? ¿O realmente es tan peligroso el uso de estas apps? ¿Qué porcentaje de las citas que se gestan a través de ellas ha llegado a terminar en un suceso trágico como los que ha descrito la policía de Reino Unido? Eso es lo que nos gustaría saber, para llegar a deducir el nivel de peligro que supone ligar por esta app.

Pero las autoridades británicas están empeñadas en cargar contra estas apps. Han solicitado que se realice una amplia campaña para concienciar a las personas de lo peligroso que puede ser su uso. Hacen especial hincapié en la acción de “quedar con extraños”, como si olvidaran que es algo que la sociedad hace en Internet desde hace más de una década y que anteriormente ya se practicaba al ligar con alguien desconocido en cualquier bar.

Desde Reino Unido dicen que los usuarios de Tinder se encuentran en una posición vulnerable a sufrir extorsión sexual, algo que desde un punto de vista crítico no sabemos bien a qué se refieren. También hablan de que lo que ellos han comentado solo es la punta del iceberg, dado que también se producen muchas situaciones en las que las víctimas tienen miedo de contar lo ocurrido a las autoridades. Es posible que este dramatismo se deba a que en Inglaterra se han producido demasiados casos relacionados con estas apps.

¿Qué ocurre en Reino Unido?

En el año 2013 se registraron 55 denuncias y en 2014 la cifra aumentó a 204. En 2015 el resultado total es de 412 contando solo hasta octubre, así que se nota un notable crecimiento. Por lo tanto, es posible que sí tengan razón. El principal peligro se encuentra en Tinder, que unifica 277 denuncias en el año 2015. Con Grindr también parece haber riesgo, pero la cifra solo llega a 135, posiblemente porque también es un servicio menos popular.

De estas denuncias hay 253 que dicen estar realizadas por violencia y ataques. En 152 casos fue por acoso sexual, incluyendo en algunos casos a menores, también con violaciones. Todo ello se reúne con datos de las denuncias que se han emitido directamente en las oficinas de la policía. Se desconoce en qué nivel tuvo importancia que la app estuviera instalada en los móviles de los implicados. Solo en algunos casos las denuncias se gestan con el uso de Tinder o Grindr desde la base.

Pero esto no ha reducido el volumen de preocupación que transmiten estas aplicaciones. Se conseja a los usuarios británicos no utilizarlas y no desvelar a través de ellas información personal. En España desconocemos cómo está la cosa, pero esperamos que las autoridades hablen al respecto. Nos gustaría saber el uso de estas apps está teniendo el mismo efecto peligroso entre los usuarios.

Vía: ABC


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies