China prepara su propio sistema operativo


china-sistema-operativo

China lo tiene claro, su independencia es fundamental en el terreno de los sistemas operativos. Los chinos siempre han sido muy reticentes a la tecnología del extranjero y ahora demuestran que van a por todas. En los próximos meses el gobierno chino estrenará su propio sistema operativo que ayudará a que el país no dependa ni de Microsoft ni de Google.

Llegará en octubre, estrenándose en equipos de sobremesa (ordenadores). Posteriormente se pondrá a disposición del público la versión para dispositivos móviles. La plataforma cuenta con el total apoyo del Ministerio de Industria e Información Tecnológica, así que es un proyecto muy convincente al cual seguir con interés a largo plazo.

“Esperamos lanzar un sistema operativo de sobremesa hecho en China en octubre con soporte en las tiendas de apps”, ha dicho Ni Guangnan de la Academia China de Ingeniería. “Crear un entorno que nos permita competir con Google, Apple y Microsoft, esa es nuestra clave del éxito”, explica. Este sistema operativo se basará en Linux, pero estará preparado para funcionar en todo tipo de terminales, desde ordenadores hasta tablets, smartphones y set-top boxes.

Puede haber influido en esta decisión la mala relación actual que hay entre China y Google, habiéndose llevado esta última sus servicios a Hong Kong por todo lo relacionado con la fuerte censura que hay en el gigante asiático. Pero es un conocimiento común que China es muy dura con la censura y que tiene un gobierno que no duda en golpear con dureza cualquier atisbo de ir contra sus ideales. Además, el gobierno chino ya había mencionado tiempo atrás que estaban preocupados porque Android tuviera demasiada presencia en su país. No es extraño, dado que Android está presente en más del 82% de los móviles chinos. Con Windows 8 también han tenido trifulcas, dado que prohibieron el sistema operativo recientemente en los ordenadores del gobierno.

No sabemos qué opinan desde Microsoft, Apple y Google, pero es posible que tengan miedo de quedarse sin un pedacito del exitoso mercado chino. No hay duda de que el país es un mercado muy importante para todos los fabricantes, y esta iniciativa del gobierno pone en riesgo sus planes futuros. Veremos cómo termina esto, pero una cosa está clara: los consumidores chinos harán lo que diga su gobierno.

Vía: Reuters


No Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies