El debate del emoji de la hamburguesa entre Apple y Google


La que podría ser la discusión más tonta del mundo se ha convertido en la que más tendencia ha causado en las últimas horas en la red. Todo comienza cuando el periodista Thomas Baekdal publica en Twitter una reflexión acerca de la diferencia que existe entre los emojis de la hamburguesa que utilizan Apple y Google. Y ahí se desata la locura.

¿Pero de qué va esto?

Pues expliquemos la base para que nos entendamos. Apple ha diseñado el emoji de la hamburguesa con este orden de ingredientes: pan, tomate, queso, carne, lechuga y pan. Por su parte, Google tiene el mismo emoji, pero diseñado a su estilo de la siguiente manera: pan, lechuga, tomate, carne, queso y pan. El orden está variado, no sabemos si por gusto de cada empresa o por si alguna vino antes que la otra y no se quiso copiar para evitar problemas legales (tan absurdo como suena es muy posible que ocurriera, así es el mundo actual que nos rodea).

En el momento en el que Baekdal publicó el comentario ya se olía publicación trending desde lejos. La eficiencia del mensaje fue enorme, dado que recibió más de 40 mil me gusta de forma temprana y casi 20 mil retuits. El éxito de la publicación había sido más que suficiente para que las altas esferas también lo vieran. Así es como el mensaje llegó a la mesa del jefazo de Google Sundar Pichai. Este publicó un mensaje al respecto y dijo que se había convertido en una máxima prioridad analizar la situación y llegar a la conclusión sobre este dato, claramente con un tono humorístico de por medio para meterse dentro del ambiente creado por el debate.

Apple no se pronuncia

En las oficinas de Apple no se ha dicho nada al respecto, pero tampoco es algo que nos sorprenda conociendo los hábitos comunicativos y sociales de la compañía. En otros tiempos posiblemente se hubiera organizado un buen sarao para aprovechar el momento trending por el que está pasando algo tan simple como un emoji. Hoy por hoy Apple le cede el protagonismo a Google y a los propios usuarios, que no hay duda de que son los que mejor se lo están pasando.

El debate sobre la hamburguesa ha ido avanzando y los comentarios ya abarcan páginas y páginas de publicaciones dentro de Twitter. El periodista que lo inició todo ha seguido con el tema y dice que está realizando un trabajo de investigación para ver cuál de los dos iconos es el que merece ser tratado como “oficial” y definitivo. De momento lo que está haciendo es hablar con chefs de reputación mundial para que le cuenten el secreto de la hamburguesa perfecta. De todas formas, es posible que esto le lleve a descubrir que los modelos elegidos por Google y Apple no son, en realidad, los únicos disponibles. Esto posiblemente liará más la cosa, porque ¿quién ha dicho que ponerle tomate a la hamburguesa sea tan imprescindible? ¡Fuera el tomate!

Los emojis siguen demostrando su importancia mundial con este tipo de situación. Pero no olvidemos que aunque se han convertido en una forma de comunicación perfecta debido a la rapidez con la que nos permiten hablar, siguen siendo un sistema complejo. Los estudios dicen que solo el 4,5% de los emojis se entienden sin explicación, así que no parece precisamente un buen sistema en el que basarnos cuando estemos intentando mantener una conversación. El caso de la hamburguesa encaja dentro del grupo de los emojis que se entienden, dado que por mucho que la lechuga esté puesta en un sitio u otro todos sabemos que una hamburguesa es una hamburguesa. Otra cosa será cuando se incluyan los emojis de la hamburguesa vegetariana y demás versiones.


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies