Extorsión a los españoles infieles cazados en el escándalo Ashley Madison


Ashley Madison

El drama del ataque hacker a Ashley Madison continúa y en esta ocasión nos lleva hasta España. No nos consta que nadie se haya suicidado todavía, algo que sí ha pasado en otros países según las noticias, pero son muchos infieles españoles los que están sufriendo la extorsión de la mano de los hackers que han golpeado con fuerza esta red de contactos.

España en alerta

Los chantajes en relación al hackeo de Ashley Madison no son nuevos. Tiempo atrás, poco después de ser robados los datos, ya hubo algunos infieles que recibieron amenazas para que pagaran dinero a cambio de inmunidad en la publicación de información. Aunque los datos se filtraron en cierta medida, los chantajes no han terminado de fluir. Y en España la Guardia Civil ya se encuentra trabajando en varias decenas de denuncias relacionadas con este suceso.

Los infeles españoles no han pasado desapercibidos para los hackers. Estos les están extorsionando para que hagan depósitos de dinero para que así eviten desvelar sus infidelidades. Los hackers tienen en sus manos suficientes datos personales como para desmontar de forma completa la vida de estas personas. Las amenazas no se relacionan con publicar los datos de forma general, sino con alertar a sus parejas de la infidelidad de la que les han hecho partícipes. Así, si un infiel español quiere evitar el conflicto con su pareja, tiene que pagar.

Pero no todos los infieles españoles están pasando por el aro. Las acciones del grupo hacker The Impact Team ya están siendo investigadas por la policía. Los hackers han robado datos de los usuarios que incluyen no solo los registros de sus contactos e infidelidades, sino también información personal y bancaria. Es una forma añadida de tener agarrados a los infieles por motivos de peso.

¿Cómo están actuando en España?

Es fácil pensar que un ataque hacker de estas dimensiones, producido en Estados Unidos, acabará pasando desapercibido en Europa y en especial en España. Pero no. Los hacker no han dejado pasar a los españoles y les quieren extorsionar de la misma manera que han hecho con los infieles de otros países. El modus operandi es a través del envío de correos electrónicos. En ellos se les informa de los datos que los hackers tienen en su posesión y se les hacen peticiones económicas que posiblemente están basadas en el nivel de ingresos de cada infiel. Las cantidades van desde los 500 euros en el menor de los casos hasta los 2000 euros en el mayor. Si pagan se les garantiza que sus familias no se enterarán de las infidelidades.

¿Pero nos creemos lo que nos digan en un correo electrónico? El equipo de The Impact Team no ha nacido ayer y sabe cómo convencer a los chantajeados. Lo hace enviando un informe de las transacciones bancarias que los infieles llevaron a cabo durante el tiempo que estuvieron suscritos al servicio de Ashley Madison. Al fin y al cabo, es un dato fácil de obtener, dado que el uso del servicio de esta web requiere el pago de una cuota. Los hackers determinan si el infiel tiene capacidad económica y si su matrimonio puede ponerse en riesgo gracias a la investigación de los perfiles de redes sociales y de otros datos públicos. Una vez analizado cada infiel, se estima el volumen a solicitar y el daño que se les podría hacer al compartir con determinadas personas la información.

La policía española colabora con agentes de la ley de otros países, dado que los hackers que están extorsionando a los españoles residen fuera de nuestro país. Hoy por hoy todavía no se han realizado detenciones en este sentido.

Vía: ABC


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies