La huella, la contraseña definitiva


huella dactilar

El afán por la seguridad nos ha llevado a probar todo tipo de sistemas en la interacción con nuestros dispositivos móviles. Antes todos teníamos un patrón que trazábamos en la pantalla para desbloquearla, o una clave que teníamos que introducir antes de realizar una descarga desde el móvil. Ahora la última tendencia es el uso de la huella. ¿Es el método definitivo de protección?

¿Qué nivel de seguridad nos aporta?

Para aquellos que todavía no hayan dado la bienvenida al mágico de la identificación con huella dactilar os podemos decir que aporta una gran facilidad en el día a día. Si queremos hacer una compra en la tienda de apps de turno solo tenemos que poner el dedo en cuestión en el botón del móvil (o en la pantalla, dependiendo del modelo) y el dispositivo nos reconocerá. Lo mismo ocurre cuando tenemos que desbloquear el terminal. Esto significa que ganamos en tiempo y comodidad, algo por lo que siempre han apostado los fabricantes de smartphones y otros dispositivos similares.

El uso de la huella dactilar es un método que se ha determinado como de alta seguridad por muy buenos motivos. El principal es que una huella es difícil de robar. Todos hemos visto películas de ciencia ficción en las que los protagonistas (o los villanos) se inventan formas de copiar huellas dactilares para saltarse sistemas de seguridad. Por suerte, son conceptos demasiado complicados como para que debamos preocuparnos por ellos en el uso de nuestro móvil.

Otro de los aspectos positivos del uso de huellas dactilares es que el proceso de autentificado se produce en el propio móvil y no a través de un sistema en el cual la información viaje a través de la red. Al mantener el identificador en el dispositivo el nivel de seguridad aumenta y existen menos riesgos de que se produzcan filtraciones.

Los expertos hablan

Dan Riccio, responsable de ingeniería de hardware en Apple, comenta al respecto: “Tu huella dactilar es una de las mejores contraseñas en el mundo. Siempre va contigo y no hay dos iguales. Así que tiene todo el sentido crear una forma sencilla y rápida de usarla como contraseña“. Otros expertos han apoyado estas declaraciones al incidir en que cada huella/contraseña es única a las demás, pero tan única que ni siquiera importa que usemos en todos los accesos que tengamos en el móvil la misma clave (obviamente no podemos cambiar de huella, aunque sí podríamos usar distintos dedos).

Los desarrolladores están aprovechando el tirón de la seguridad con huella para adaptar sus aplicaciones y propuestas de software. En especial las apps financieras han dado la bienvenida a este sistema por todo lo alto. También las apps de compra lo han hecho. Y las previsiones apuntan a que para el año 2019 cada año se descargarán 770 millones de apps con identificación de seguridad basada en huella dactilar, al menos según las previsiones de Juniper Research.

Con la expansión de la lectura de huella dactilar las contraseñas van a ir, poco a poco, desapareciendo. Los usuarios no han llegado a entender la gravedad de tener una mala contraseña, y buena demostración de ello es que “123456” sigue siendo la clave más utilizada por los usuarios en el año 2014. La segunda más usada tampoco era precisamente segura: “password”, a la que siguen otras contraseñas igual de malas, como “12345678”, “baseball” o “dragon”.

Los expertos quieren apoyar el uso de la huella dactilar porque aún sin ser un sistema perfecto, dado que puede haber huellas falsificadas de una u otra manera, al menos sí tiene capacidad para reducir los problemas de seguridad que se producen en el día a día de los usuarios.

Vía: CNET


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR