¿Por qué importa la muerte de Firefox OS?


Firefox OS

No ha tenido precisamente una vida demasiado satisfactoria y ahora el sistema operativo Firefox OS llega a su final. No es que el mercado le haya dado la espalda (que sí), sino que su propio fabricante lo ha hecho oficialmente. Así que si tenes un smartphone Firefox OS, ya puedes ir haciéndole una ceremonia. Pero más allá de lo ocurrido, hablemos de porqué importa la muerte de Firefox OS. Eso es lo que nos debería preocupar.

No lo ha conseguido

No, no lo ha conseguido. Firefox OS nació como alternativa a iOS y Android. Se supone que tenía potencial, porque al fin y al cabo tenía el respaldo del equipo de Firefox. Y todos hemos usado software de Firefox en alguna ocasión. Pero a la hora de la verdad la plataforma no llegó a tener la trayectoria que debería haber desarrollado para alcanzar unos resultados realmente positivos. El problema es que Mozilla pecó de inocente. Venían de haber logrado que su navegador web se convirtiera en el ejecutor de Internet Explorer ante sorpresa de todos y pensaban que podrían hacer algo similar en el mercado móvil.

Plantearon su propuesta sin animo de lucro, sin búsqueda de beneficios y sin extorsionar a los usuarios con una filosofía acaparadora como la que tienen iOS y Android. Eran la alternativa para el público independiente, aquella opción que gustaría a quienes estaban cansados de los opresores sistemas operativos más usados en móviles. Al estar tan abierta a todo, Mozilla dejaba que Firefox OS madurara de manera independiente. Intentaron lo que no intenta nadie que quiera triunfar: ser amables con el mercado.

Apple y Google te dejan claro que si usas iOS o Android estás obligado a seguir las imposiciones de cada una de las compañías. Estás obligado a mantener las apps preinstaladas en tu móvil por mucho que hayas instalado otra semejante que utilices de forma frecuente. Pero se ha comprobado que presionar es el método que funciona y ahora mismo no hay mucho más que puedan hacer quienes vienen por detrás para ofrecer sus propias opciones. Windows se mantiene como un candidato a ser el tercero en discordia, pero no lo tiene fácil. Y mucho menos ahora que se ha confirmado la caída en desgracia de Firefox OS. Porque si Firefox OS falla, tratándose de una propuesta interesante, cualquier plataforma puede fallar.

Mozilla no planteó bien la situación

Lo que ha ocurrido con Firefox OS va a tener consecuencias graves en todo el entorno de Mozilla. La empresa que en el pasado prometió grandes cosas, por su frescura y ambición, ha ido perdiendo cada vez más relevancia en el mercado. Su nombre está perdiendo posiciones de forma extrema. La cuota de mercado de su navegador ha pasado de tener un 19% en los últimos 3 años a solo un 9%. En contraposición a esto, Chrome, de Google, ha crecido de manera enorme. No es algo que suene nada positivo si tenemos pensado no vivir en un mundo que no esté dominado por Google.

Si el navegador de Mozilla pierde más fuelle y desaparece, siguiendo el camino de clásicos como Netscape, la empresa se puede dar por perdida. Ahora van a afrontar un nuevo periodo de manera alternativa, depositando en sus apps y servicios la mayor confianza para que se extiendan en los dispositivos móviles de los demás fabricantes. Pero no sabemos si será suficiente.

El ejemplo de Firefox OS también va a servir para que veamos qué es lo que puede ocurrir si se plantean estrategias totalitarias como la suya. Su política en el mercado móvil residió en crear dispositivos baratos que pudieran llegar a las grandes masas, abandonando otro tipo de terminal. Esta idea la han barajado algunos fabricantes, pero está claro que si te sales del entorno de Android lo tienes muy, muy complicado.

Firefox OS intentó sobrevivir como instalación voluntaria en dispositivos que no tenían este sistema, pero hubo muy poco margen de compatibilidad y los usuarios no estuvieron por la labor de meterse en camisas de once varas. El problema es que las empresas tampoco apoyaron a Mozilla y su Firefox OS. Como en el caso de Silk Labs, cuyo representante mencionó “Hemos hecho una comparación detallada cara a cara y medido todas las variables. La tecnología de Google ha ganado. Le deseamos lo mejor a Mozilla, pero debemos hacer uso de todo lo que tenemos a nuestra disposición”.

A partir de ahora Firefox OS vivirá en la forma de H5OS, tecnología gestionada por la empresa Acadine Technologies, propiedad del antiguo presidente de Mozilla. Estará presente en el Mobile World Congress y sus responsables creen que el final de Firefox OS será muy positivo para ellos.

Vía: CNET


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies