¿Puede leer tu jefe tus mensajes de WhatsApp?


WhatsApp horario laboral

Se acabó la privacidad en el trabajo. Hasta ahora encontrábamos consuelo en que los derechos del trabajador incluían mantener la privacidad de su mensajería. Pero el TEDH (Tribunal Europeo de Derechos Humanos) ha sorprendido al permitir que una empresa espíe los correos privados de uno de sus empleados. Eso sí, correos que lógicamente ese empleado mandó en horas de trabajo. ¿Y qué pasa con el WhatsApp?

El caso que lo cambia todo

Pues lo mismo. El TEDH ha determinado en este veredicto que da lo mismo si hablamos de un correo electrónico, un mensaje enviado por WhatsApp o de cualquier mensaje comunicado por aplicaciones del estilo de Facebook Messenger. Las horas de trabajo son las horas de trabajo, sin más. Si el jefe quiere consultar tus mensajes del móvil que has enviado en horas de trabajo puede hacerlo, porque al fin y al cabo los has transmitido mientras te estaban pagando por ello.

Era algo que había causado mucho debate entre empleados y empresarios. A los empleados no les gusta que se reduzca su nivel de privacidad. Pero a los empresarios les saca de quicio ver cómo sus trabajadores rinden a un menor nivel debido a que están enviando mensajes de forma constante, sin concentrarse en la labor que deben realizar. El rendimiento laboral se reduce mucho por ello y en cierto modo se entiende su preocupación.

Pero esta historia ha ganado popularidad por lo ocurrido recientemente en Rumanía. Allí una empresa despidió a un empleado por usar Yahoo Messenger de una manera inadecuada. El jefe de la empresa descubrió que el empleado no utilizaba el móvil para trabajar, sino para comunicarse con amigos o familia. Tras el despido el empleado denunció lo ocurrido y se llevó la sorpresa de encontrarse con una derrota. Y ahora los jueces de Rumanía han recibido el apoyo del TEDH, lo que hace que la decisión se pueda expandir por el resto de Europa sin ningún tipo de sobresalto.

Se argumenta que no es injusto que el empresario quiera saber si se está haciendo buen uso de sus horas laborales o si el móvil se estaba utilizando para algo indebido. Y aunque reconocen la importancia de la privacidad personal, le dan más razón al empleador. Sobre todo en este caso, en el cual lo que el empresario creía es que el empleado estaba manteniendo conversaciones con clientes, cuando en realidad hablaba con personas de su círculo personal.

Una sentencia que sirve de precedente

Una vez repasadas las conversaciones de Bogdan Mihai Barbulescu, el empleado, un ingeniero de ventas de 36 años, los tribunales le dieron la razón al empresario. Lo que se encontraron cuando accedieron a su cuenta de Yahoo Messenger era algo poco profesional. Aunque esta cuenta se había creado por parte de la empresa como herramienta de contacto con los clientes, las conversaciones que se mantenían de forma diaria eran, en realidad, con su hermano y su novia. Los temas predilectos de Bogdan se encontraban concentrados alrededor de problemas de salud y aspectos sexuales.

Suponemos que a partir de aquí muchas empresas van a aprovechar para realizar despidos que llevaban mucho tiempo esperando en base a esta circunstancia. E imaginamos que entre el blanco y el negro habrá un gris, pero está claro que utilizar el móvil en el trabajo para enviar mensajes sexuales o para matar las horas sin dar un palo al agua no es precisamente lo que están buscando los jefes cuando hacen una contratación.

A partir de ahora tengamos en cuenta que sí, que los jefes de una empresa pueden revisar los mensajes que se han enviado en el horario laboral. Y con eso hay algo que cambia y que nunca volverá a ser igual.

Vía: La Vanguardia


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR