Lo mejor y lo peor de la carga inalámbrica


carga inalámbrica

La carga inalámbrica siempre ha sido un tema abierto al debate, algo a lo cual es fácil apoyar, pero con lo que tampoco congeniamos de forma absoluta. Tiene tantos aspectos positivos como negativos, así que no está de más echar un vistazo a la realidad de este sistema de carga para ver si realmente merece o no nuestro apoyo.

Lo bueno de la carga inalámbrica, en cierto modo, es sentirnos libres de cables y de exigencias. Solo tenemos que colocar el móvil y dejar que se cargue. Sin buscar el cable, sin conectarlo, sin preocuparnos de si nuestro smartphone tiene puerto Lightning o conexión USB Type-C. Nada de eso importa. Debería ser el futuro, pero es curioso que se estén inventando métodos que juegan en una liga distinta y que siguen requiriendo cable.

Hay sistemas de carga inalámbrica que tienen funciones adicionales. Pongamos el ejemplo de los smartwatch Samsung Gear S2 y Moto 360, que disponen de esta tecnología. Cuando los tenemos cargando también se convierten en nuestro despertador y aportan una utilidad añadida. Y no olvidemos que los móviles sin puerto de carga ganan el ser más compactos y tener menos aberturas. Esto significa más posibilidades de resistir el contacto con el agua o el polvo sin necesidad de que estos smartphones pasen a ser todoterrenos. No hay puerto, así que no hay riesgo.

El problema es que no todo es bueno con la carga inalámbrica. Por ejemplo, si dejamos el móvil boca abajo para que se cargue, así es como tendrá que estar. Es decir, no podemos levantarlo y usarlo mientras se carga como hacemos con los de cable. Si lo levantamos se parará de cargar. No es bueno hablar con el móvil mientras se carga, pero todos lo hacemos. Además, la colocación del móvil en la posición precisa de carga es fundamental y si no tenemos cuidado nos encontraremos con que no se está cargando de manera correcta. Imaginaros iros a dormir y despertar con el móvil sin batería.

Así mismo, la carga inalámbrica es más lenta que la que usa cable, lo que es otro gran problema. Si queremos velocidad nos va a dar igual si tenemos que usar cable. Y la velocidad, para todo, es fundamental en el mercado móvil.

Vía: Pocketnow


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies