Mimicker, la alarma que te pone en marcha


Mimicker

El despertador es nuestro principal enemigo cuando comenzamos el día. Ya sea que tengamos un despertador independiente o un móvil con una app, lo que se ocupa de despertarnos se convierte en un problema para nosotros. Y lo peor es que hay veces en las que encima de todo nos quedamos dormidos. Para esos casos se presenta una nueva app llamada Mimicker.

La propuesta que ofrecen los creadores de Mimicker se encuentra en que justo cuando suena el despertador nuestro cerebro se activa de una forma absoluta. Esto significa que no nos despertamos “empanados”, sin saber dónde estamos o dónde vamos, sino que lo hacemos totalmente frescos y dejando que nuestro cerebro sea quien nos guíe.

Cuando suena la alarma basada en esta aplicación nos encontramos con la necesidad de llevar a cabo una serie de actividades que serán necesarias antes de que podamos desactivar la alarma. ¿Pero cómo se utiliza exactamente? Lo primero que hay que hacer es configurar las alarmas que necesitemos. Si tenemos distintas alarmas dependiendo del día de la semana no debemos cortarnos e introducirlas todas. Luego, cuando nos despertemos, habrá que prestar atención a la app para saber qué tenemos que hacer.

Las actividades y acciones que nos pide la aplicación cambian de forma notable para que siempre tengamos que estar alerta. Para realizar las acciones que se nos encomiendan tenemos un tiempo determinado (no vaya a ser que nos quedemos durmiendo en vez de ponernos en marcha). Normalmente son acciones sencillas, pero que cuando estamos dormidos resultan un poco más molestas.

La app nos puede pedir que hablemos al micrófono del móvil para decir cosas determinadas (como un trabalenguas) o que usemos la cámara del móvil para hacer una foto a algo del color que nos hayan solicitado. En otro de los casos nos tendremos que hacer la foto nosotros mismos, porque lo que nos estará pidiendo la aplicación es que pongamos una expresión específica.

Haciendo esa tarea nos podremos levantar con energías y mucho más despiertos. Lo que no sabemos es hasta dónde llegará el nivel de enfado que tendremos al despertarnos.

Vía: La Vanguardia


No Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies