La plataforma de creación Fabric ya es propiedad de Google


Fabric Google

A Twitter sus empresas, aunque dispongan de buenas ideas, no le suelen durar demasiado. Ya hemos visto muchos casos en los que han tomado la decisión de venderlas a otras entidades. En esta ocasión Google se ha animado a la compra de Fabric, una plataforma de creación de aplicaciones móviles que ha ido evolucionando progresivamente y que da soporte a los desarrolladores para dar forma a sus creaciones.

Se desconoce cuál es el importe de la operación, pero tengamos en cuenta que podría haber sido elevado a la vista del buen material que se ha llevado Google. Actualmente Fabric es una plataforma que utilizan casi 600 mil desarrolladores y que está presente en 2500 millones de terminales móviles. Lleva en activo 2 años, pero el sistema necesitaba una entidad de peso como Google que confiara en el trabajo que están haciendo.

La base de Fabric consiste en tres bloques que dan soporte a los desarrolladores en la creación de sus aplicaciones. Uno de bloques se enfoca a alcanzar la estabilidad, el otro opta por la distribución y en último lugar se da apoyo en cuanto a gestión de ingresos y creación de identidad. En Fabric también se usa el sistema de informe de fallos Crashlytics, el análisis de apps Answers y otras herramientas adicionales que dan soporte para que los especialistas puedan crear aplicaciones y ganar dinero con ellas.

Google ha elegido Fabric como nueva incorporación dentro de Firebase, la plataforma en nube de la que dispone y con la cual ya han obtenido hasta ahora un gran rendimiento. La previsión es que la introducción de esta plataforma sea beneficiosa para todas las partes y que al final quienes salgan más beneficiados sean los propios desarrolladores, que son quienes mejor salen parados cuando se producen estos cambios a nivel corporativo.

La meta formando parte de Google es que Fabric se transforme en la “mejor plataforma para desarrolladores móviles en el mundo“. Es un objetivo muy claro y ambicioso, pero que con la combinación de tantos sistemas y equipos de trabajo no parece muy alejada de la realidad.

Vía: Fabric


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *