El sexting y sus peligros en verano


sexting teen

Durante el verano nos gusta aparentar, vacilar y hacernos notar. Principalmente la forma en la que lo hacemos es mediante el móvil, haciéndonos fotos y vídeos en los que resaltamos nuestros mejores rasgos. Luego todo lo compartimos en las redes sociales sin fijarnos mucho en la configuración de privacidad de nuestras cuentas. Todo eso se complica en términos de seguridad si lo que estamos haciendo es sexting.

El sexting se extiende con el calor

El calor está llevando a que cada vez haya más personas que practican sexting. Se trata del intercambio de vídeos o fotos íntimas entre usuarios desde sistemas de mensajería o a través de las redes sociales. La práctica es común entre todo tipo de personas, aunque tiene un mayor éxito por parte de los jóvenes. Todos los riesgos a los que se ven sometidos en un uso normal de las redes sociales aumentan con el sexting según un informe de seguridad publicado por Kaspersky Lab.

La entidad especializada en seguridad menciona que el problema es que muchas personas no son conscientes de lo que están haciendo a la hora de compartir esos contenidos. Con un poco de mala suerte pueden acabar siendo utilizados como publicaciones en páginas pornográficas dedicadas a los vídeos amateur o como moneda de cambio en chantajes personales hacia la persona que ha sido responsable de la grabación del vídeo.

El sexting es una pauta a través de la cual se desarrolla el ciberacoso y se producen otros problemas debido a que los usuarios no han sido conscientes de cómo era importante que reforzaran sus medidas de seguridad. Ante este tipo de situaciones es necesario que los usuarios adopten medidas de prevención que les permitirán practicar el sexting en un entorno mucho más seguro.

Recomendaciones de seguridad

Lo primero que recomienda Kaspersky Lab es que no compartamos fotos ni vídeos en los que aparezcamos realizando acciones sexuales, dado que nunca sabemos qué puede hacer con ello la persona receptora. En el caso de hacerlo, porque nadie nos quite de la cabeza hacer sexting, es preferible que lo hagamos con personas con las que tengamos un enorme volumen de confianza. Esto evitará filtraciones indeseadas en cierta medida, solo en cierta, dado que nunca se sabe qué puede llegar a ocurrir.

joven en sexting

No hay que compartirlas por hacerse el gracioso ni para llamar la atención de una persona que nos gusta, pero con la cual no tenemos una relación afianzada. Para evitar peligros es importante que tengamos el móvil protegido, de manera que nadie pueda hackearnos el terminal y así acceder a lo que tengamos en la memoria del dispositivo.

Si todo esto sale mal y una foto o un vídeo ya han llegado a la red, en ese caso habrá que tomar otras medidas. Lo primero será ignorarlo todo lo máximo posible. No hay que responder ni entrar al trapo. Cuanto más lo dejemos correr más rápido desaparecerá. Tenemos que intentar no darle cobertura en redes sociales ni en cualquier otro lugar. También nos podemos poner en contacto con el webmaster de la web donde se haya publicado el contenido y decirle que esas fotos o vídeos se han publicado sin tu consentimiento. Por las leyes que hay deberá eliminar el contenido.

En el caso de fallar todo esto puedes contratar un abogado que tenga experiencia en este tipo de casos a fin de poder luchar para conseguir que se retiren esos contenidos de Internet. Y lo ocurrido nunca hay que olvidar denunciarlo a la policía, que dispone de la brigada de investigación tecnológica dedicada a repasar todo este tipo de incidentes para detener a los culpables de cada caso.

Vía: ABC


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies