Los youtubers contra las nuevas leyes de YouTube


En mala hora YouTube ha ido a cambiar sus normas, porque se ha encontrado con la peor oposición que podría imaginar: los youtubers. La empresa tiene el enemigo en casa y así lo han demostrado algunos de los usuarios más influyentes, tanto en España como en el extranjero. El nuevo status quo de YouTube no les convence a ninguno de ellos.

Así está la situación

El problema de todo lo ocurrido reside en que Google ha decidido que va a cuidar mucho más la imagen de sus anunciantes. No quieren escándalos y saben que cada vez es más importante todo lo que ocurre en los vídeos más vistos de su servicio. Por eso han tomado la decisión de no incorporar anuncios publicitarios en aquellos vídeos que no cumplan con unas condiciones determinadas. Esto significa que muchos de los principales youtubers van a ver recortados sus ingresos, dado que una gran cantidad de sus vídeos es imposible que puedan pasar el corte de estas nuevas medidas.

Los distintos youtubers que son tendencia están hablando con sus usuarios para hacerles ver qué ocurrirá a partir de ahora. Cada uno está en su derecho de actuar como crea conveniente. El Rubius ha dicho que sacrificará los ingresos que sea necesario para poder continuar haciendo el trabajo que hacía hasta este momento. Se encuentra en el lado de aquellos youtubers que no verán alterada su forma de grabar debido a este cambio en las políticas. Se desconoce, eso sí, si conseguirán mantener este punto de vista en el futuro cuando sus ingresos se hayan comenzado a reducir y tengan vídeos por los que no ganan absolutamente nada.

En lo que se apoyan algunos youtuber como el internacional Philip DeFranco, es que sus ingresos no solo se basan en los anuncios de Google, sino que tienen otras muchas fuentes de las que se obtienen. Eso podría ser una solución si se potencia para poder superar el temporal.

Las nuevas normas

Hay una serie de directrices que los vídeos de YouTube deben cumplir para tener publicidad y que los youtubers en su mayor parte no cumplen. Está prohibido el humor verde, los desnudos parciales y el contenido de carácter sugerente. También queda al margen la violencia o la muestra de lesiones que puedan estar relacionadas con sucesos violentos. El lenguaje vulgar, todo lo obsceno y el uso de un lenguaje que no sea apropiado también será sinónimo del bloqueo de un vídeo.

Las drogas también se incluyen como tema delicado, principalmente la incitación a que se produzca su consumo o venta. Y en último lugar quedan prohibidos aquellos vídeos que traten de acontecimientos mundiales que sean trágicos o bélicos. Por otro lado, en principio Google bloqueará de tener publicidad los vídeos que incluyan este tipo de contenido, pero si hay muchos bloqueos es posible incluso que se lleve a cabo el cierre del canal.

Esto preocupa a los youtuber, que si pierden sus respectivos canales se encontrarán en el paro con la necesidad de buscar otras maneras de llegar a los usuarios. Hoy por hoy es una situación delicada en la cual se impone conseguir ajustarse a las nuevas condiciones, dado que es muy probable que Google no de marcha atrás en cuanto a lo que ha decidido. Al fin y al cabo es un tipo de política que años atrás ya implementó en otras de sus tecnologías, obligando a los webmasters en su momento a que no publicasen determinado contenido en sus páginas a riesgo de ser expulsados del programa de publicidad web AdSense. Como siempre, Google es quien manda y decide, jurado y verdugo al mismo tiempo para quien no quiera bailar al ritmo de su canción.

Vía: ABC


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR