Uber gana la guerra a los taxis


Uber taxi

Miles de taxistas de Barcelona y Madrid estaban esperando a saber qué diría la Comisión Europea acerca de la existencia de la aplicación Uber. Al final la resolución de la CE ha sido sólida y definitiva: están con Uber. La noticia ha sentado muy mal entre los taxistas, que van a tener que acostumbrarse a una nueva era del transporte en las principales ciudades. Uber, aún así, va a incorporar algunas modificaciones para que la situación no sea tan problemática.

¿Cómo está la cosa?

Recapitulemos. Hace poco se estrenó la aplicación Uber y permitió echar mano de una nueva forma de obtener transporte, paralela a la de los servicios de taxi. Primero en Barcelona y luego en Madrid, los taxistas se encontraron con que resultaría una difícil situación para su negocio. Pusieron el grito en el cielo para que alguien mediera en la situación e hiciera que Uber se convirtiera en una aplicación ilegal.

Desde Uber no entendían su presencia como una amenaza para el gremio de los taxistas, por lo que decidieron plantar cara a la situación con una defensa lógica. Argumentaron que son filosofías distintas, dado que Uber es un servicio colaborativo entre usuarios. Con él podemos solicitar transporte y conseguir un traslado por parte de un particular en su propio vehículo. Nada nuevo si lo comparamos con otras apps que empiezan a reproducirse en el mercado, todas ellas dispuestas a que los usuarios desempeñen tareas que hasta ahora realizaban otros profesionales.

Los taxistas indicaban que Uber no debería ser legal debido a que la empresa se lucra a través de proporcionar un servicio que no ofrece la seguridad ni los derechos pertinentes. También indicaron que los vehículos particulares no pueden llevar a cabo el transporte de pasajeros sin contar con las licencias pertinentes.

¿Cambios?

Desde la Comunidad Europea afirman que no se intenta evitar que los conductores que trabajen con Uber sigan las normas que existen para el transporte de pasajeros. Hay varios factores que se deben reflejar en el futuro, como la manera en la que se deben respetar las normas y aumentar la seguridad, o el pago de impuestos. Pero si se prohibiera la aplicación, el equipo de Uber no tendría la oportunidad de enmendar las cosas que no ha tenido en cuenta y el mundo se quedaría sin una aplicación que podría revolucionar el sector del transporte.

Uber app

Pero no todos los implicados están dispuestos a permitir que esto siga de la misma manera. Desde la Generalitat de Cataluña dicen que van a multar a los servicios de transporte que no tengan las licencias necesarias. Las multas serán de 2000 euros. Desde Uber argumentan que ellos no están colocando en las calles taxis, sino que son coches privados. La compañía también menciona que ellos no son una empresa dedicada al transporte, sino que son una firma dedicada a la tecnología y a proporcionar un servicio basado en una aplicación.

La historia no ha terminado, está lejos de acabar, así que habrá que seguirle la pista a Uber para ver cómo terminan las cosas. También es importante esperar a ver las reacciones que produce Uber en otros países y en distintos mercados donde los taxis también tienen una presencia de gran relevancia. En las ciudades de Madrid y Barcelona hay miles de taxistas, y aunque Uber no está disponible en toda España, no se concibe que los taxistas tengan que empezar a marcar ciudades en las que la app esté haciéndoles la competencia para no trabajar contra ellas. Está claro que de una u otra manera se debe llegar a un consenso que sea justo para todos los implicados.

Vía: ABC


No Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies