Los 10 tipos de usuarios de Instagram


Instagram Logo

Instagram es una app tan usada que está llena de usuarios, unos más raros que otros. ¿Cuáles son los 10 tipos de usuarios más habituales? A continuación los repasamos. Tenemos a los amantes de la comida, a las parejas que comparten cuenta, a los que no paran de irse de vacaciones o al tío del mal rollo, entre otros.

Con Instagram podemos compartir todo tipo de imágenes y puede ser muy entretenido. También se puede convertir en una epopeya para aguantar a todos los tíos raros y tías insoportables que hay poniendo sus fotos. A continuación tenemos un estudio científico de la Universidad de Wichitta del Norte de Arriba con esquina El Vaticano, donde os damos datos relevantes sin los que no podréis volver a dormir. El estudio lo ha publicado y suponemos que escrito la buena gente de Mashable, así que crédito para ellos y dos pulgares muy altos, porque son unos cracks, y es posible que también le del homónimo.

El Comilón es el primer usuario de Instagram que nos persigue. No te va a mostrar fotos de cualquier cosa. No. Lo que hace es hacerle una foto a todo lo que se va a comer. Desayuno, almuerzo, comida, merienda, lo que picotea… la cena… en fin, hay de todo. A veces puede ser un poco catastrófico, sobre todo si lo que muestra en las fotos no es muy sano. Comentarios al puro estilo de “¡No te comas el Long-Chicken!, que te mueres!” son habituales. Según parece, estos usuarios comenzaron a comer en 2010 y no han parado desde entonces. La comida más fotografiada son el sushi y los cronuts.

El artista de la madrugada, por traducirlo de alguna manera. Este es el tío que todos los días publica una foto de sus obras hechas a avanzadas horas de la madrugada. Normalmente no han dormido en 30 días y en sus venas corre café de Starbucks en vez de sangre. Están un poco pasados de rosca, no lo vamos a negar.

parejas

La parejita. Esa pareja que está tan tan enganchada así misma que comparte una cuenta de Instagram para bien o para mal. Dado que lo que más publican es una foto en la que aparecen juntos, llega un momento en el que no sabemos si son dos personas o solo una. Es un poco terrorífico.

Los que siempre están de vacaciones, viajan por Cancún, Japón, el mundo de Harry Potter, Disneyland, se van a París, salen de su casa para ir a la tienda de la esquina… Al final la cuestión es que no paran en casa y solo publican fotos de sus vacaciones. ¿Qué hacen para vivir? ¿De verdad se pueden permitir una vida así o nos están vacilando con algún programa de montaje fotográfico? Es para matarlos.

El tío para el que siempre es un #TBT. ¿Qué es un #TBT? Es el acrónimo de “Truth Be Told”. Le apetece acosar a los demás usuarios de Instagram publicando fotos de su niñez que dan bastante vergüenza ajena.

En el puesto número seis nos encontramos con el volador frecuente, y no nos referimos a que tenga poderes. Es el tipo que está día y noche entrando y saliendo de aeropuertos. Debe tener un montón de millas de vuelo gratis para seguir viajando. Cada vez que llega a un sitio y se va del mismo, mete las fotos correspondientes. Al final cansa el pobre.

La chica que se mola así misma es otra usuaria habitual de Instagram. Ocurra lo que ocurra a su alrededor, en sus fotos siempre vemos una misma cosa: a ella. Y lo peor es que la vemos siempre con la misma cara y en la misma pose. Puede estar destruyéndose el mundo y que ella esté ahí haciéndose una foto “Yo en la destrucción del mundo” o “Yo en el hundimiento del Titanic”, “Yo en mi parto”, “Yo el día de mi boda” y tantos otros ejemplos.

Amante de los perros

El tío del mal rollo nos encanta. Se lo pasa pipa estando al otro lado de la ley. Vende armas, trafica con drogas, y lo peor es que se suele grabar haciéndolo todo. Si no le pillan es porque no le buscan, de verdad.

La amante de los perros. No hay mermelada, tranquilos. Pero a este tipo de chica le pirran los perros. No sabemos cuántos perros distintos debe tener en su casa, pero si algún día sus amigos no vuelven a saber de ella es porque sus mascotas se han quedado sin comida y se la han tragado a ella. Un drama.

Vamos a terminar con el loco de los puentes. Te pueden gustar los estadios de fútbol, las piscinas, las playas o las montañas, pero a otras personas les gustan los puentes. No sabemos exactamente cómo se llega a tener esta fijación, pero es lo que hay. A más de un instagrammer le gusta hacerse fotos en el puente en el que trabaja, en el que duerme, en el que vive…


No Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies