Los ladrones de Wi-Fi ya actúan en Madrid


ladrones de Wi-Fi

¿Wi-Fi gratuito por solo 20 euros? ¿Qué es lo que nos están intentando vender en los muchos anuncios que hay colgados en las farolas de la ciudad de Madrid? En estos carteles leemos justamente eso, “Wi-Fi gratis por 20 euros”. Informa de ello el periódico La Vanguardia, que no ha dudado en investigar lo que se esconde detrás de este sospechoso servicio.

¿Qué es lo que hacen?

Lo que les han dicho a los periodistas que han llamado es que después de interesarse por el servicio lo que deben hacer es visitar tu casa y analizar las redes de conexión que se encuentran con su ordenador o con su móvil. Después lo que hacen es activar una de ellas. Dicen que lo difícil no es localizarlas, sino encontrar las que se puedan abrir.

O dicho de otro modo, lo que hacen estos ladrones de Wi-Fi es provocar que tu equipo comience a robar la conexión Wi-Fi de tu vecino. ¿Necesita más explicación? No solo ellos están cometiendo un delito, sino que tú también pasas automáticamente a hacerlo. Además, el equipo que llega a tu casa te cobra 20 euros por la operación. Una estafa muy tecnológica y actual, eso sí.

Pero parece que desde el teléfono no esconden lo ambiguo que es mantener el acceso Wi-Fi gratis en algunos casos. Dicen que hay personas que dan de baja su conexión y que esto deriva en que la red Wi-Fi a la que se haya conectado ilegalmente alguien dejará de funcionar. No obstante, estos estafadores recomiendan hacerlo, porque por 20 euros es posible que te dure un mes, dos meses o incluso más tiempo hasta que el acceso sea bloqueado.

¿Quién es el culpable?

Tras la insistencia de los periodistas por saber de quién es la conexión Wi-Fi a la que conectan los ordenadores y móviles los estafadores, estos prefieren evitar la pregunta y colgar. Saben bien que están cometiendo un delito, uno leve que posiblemente no les produzca consecuencias por mucho que sean cazados con las manos en la masa. Hay que recordar cómo funcionan las leyes españolas en relación a este tipo de delitos. Los fraudes están castigados, pero en el caso de no exceder un importe de 400 euros, no se puede penalizar con nada más allá de una multa que va de uno a tres meses en prisión. Este castigo reducido motiva a cometer el delito, aunque también hay que valorar que se están arriesgando por unos beneficios ridículos que por cada cliente no pueden superar los 20 euros.

El problema es que se pueden dar situaciones en los que se determinen hasta tres culpables distintos dentro de la operación. Por un lado, el estafador que ha realizado la operación y que ha conectado a uno de sus “clientes” a la red Wi-Fi del estafado. Por otro lado, el cliente, que es posible que no tenga ni siquiera idea de lo que está ocurriendo. A nosotros nos parece muy lógico que el robo de Wi-Fi esté considerado un delito, pero hay personas de conocimiento generalizado que no tienen ese mismo sentido de la comprensión sobre estos factores. Y por último, el estafado. El estafado, aunque sorprenda, también puede ser decretado culpable de un delito.

Si alguien comete un delito utilizando una conexión Wi-Fi robada, el culpable también pasa a ser el propietario de esa red Wi-Fi, dado que se encuentra a su nombre. Es por ello que de detectar algún tipo de irregularidad en la conexión online, es imprescindible contactar con la operadora para que realicen una revisión de seguridad. Hay que tener mucho cuidado con todo lo relacionado por el Wi-Fi por las connotaciones legales que puede llegar a tener. Pero de momento, España sigue ciega ante estos delitos.

Vía: La Vanguardia


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies