Con Swipe Buster sabrás si tu pareja está en Tinder


Swipe Buster

¿Quieres saber si tu pareja es infiel? Ahora tienes la oportunidad de conseguirlo gracias a la disponibilidad de la web Swipe Buster. Si con el hackeo de Ashley Madison hubo hombres infieles que se suicidaron por el sentimiento de culpa, imagina lo que podrá ocurrir ahora. La web ha sido denominada como “el buscador de los infieles” y es totalmente implacable.

¿Cómo funciona el proceso?

Para realizar una consulta en Swipe Buster y descubrir si tu pareja está en Tinder (y si está ya sabes para lo que es…) solo hay que introducir cuatro datos. Primero el nombre, luego la edad, así como el género y la localización en la que se encuentra la persona en cuestión. Una vez hemos introducido estos datos el sistema se ocupará de hacer una búsqueda en la base de datos de Tinder y en su API. Los resultados se enviarán al correo electrónico de la persona que haya hecho la consulta. ¿Es legal? Lo es, porque los datos de Tinder no están cifrados, protegidos, ni nada por el estilo, sino que son públicos.

Si resulta que la consulta es positiva, o lo que es lo mismo, si se encuentra una coincidencia, quien ha hecho la solicitud recibe mucha información. Entre los datos que se proporcionan se incluye el interés que tiene nuestra pareja sobre qué encontrar (un hombre o una mujer, lo que quizá haga que nos sorprendamos). También se nos muestran las fotos que se han subido al servicio y la fecha de la última conexión. Esto último puede ayudar para la típica explicación de “usaba Tinder antes de conocerte”. El precio de estas consultas es de 5 dólares, unos 4 euros.

Tinder app

¿Por qué existe Swipe Buster?

El porqué es lo más divertido de todo. Dice el creador de Swipe Buster, que a todo esto, se quiere mantener en el anonimato, que su objetivo es demostrar al mundo que Internet está lleno de datos personales a los que se puede acceder con total libertad. Por otro lado, él hace especial hincapié en que el servicio que ellos proporcionan no está violando ningún tipo de derecho de privacidad. La única tarea que realiza Swipe Buster es captar los datos que se encuentran almacenados en la API de Tinder, organizándolos y puliéndolos para encontrar aquello que buscan sus clientes.

Haciendo este tipo de presión van a conseguir dos cosas, al menos según comentan desde Swipe Buster. La primera es lograr que la gente sea más consciente del tema de dar sus datos online. Cuando las personas se queden con el culo al aire delante de sus parejas entenderán, para el futuro, que no deberían dar sus datos así como así por Internet. La segunda cosa que tratan de lograr es que en Tinder vean que están haciendo un muy mal trabajo con su API, la cual no puede quedar tan desprotegida como está, porque cualquiera se puede colar en la base de datos para llevarse esta sensible información.

¿Y qué opina Tinder de esto? Un representante del servicio ha mencionado en la prensa que recomiendan a los interesados en saber si sus parejas les engañan que se inscriban en Tinder y que lo comprueben por sí mismas. Aunque eso puede llevar a un colapso del proceso. Imaginemos que María, una mujer ficticia de 30 años, desconfía de su marido, Lorenzo. Lo que hace es inscribirse en Tinder para ver si Lorenzo está apuntado. No le encuentra y se queda tranquila. Pero luego es Lorenzo el que desconfía y paga los 5 dólares para descubrir su María está en Tinder. ¡Y sorpresa, sí que está! Menuda confusión más tonta para el final de una pareja estable. Sin duda, tendríamos que tener cuidado con estas cosas.

Vía: ABC


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR