Los usuarios contra el 4G


conexión 4G

Nunca llueve a gusto de todos. La llegada de la conexión 4G está causando mucha polémica, no solo entre los usuarios, sino también entre distintas personas vinculadas a la industria. Lo que debería ser, en cierto modo, una buena noticia, se ha teñido por la polémica debido a ciertos factores que quizá se han salido un poco del contexto original que deberían haber seguido. Esto ha llevado a que muchas personas se pongan en contra de la llegada del 4G.

Una llegada anunciada

Hace pocos días que las operadoras de telefonía móvil comenzaron a proporcionar el acceso a la red 4G a través de los 800 Mhz, algo que, como indicamos, se había esperado con ganas. La intención de la mejora de esta tecnología se encuentra en que los usuarios puedan disponer de una cobertura mucho más sólida, principalmente en zonas rurales que de forma habitual quedan relegadas a segundo plano o en las instancias interiores de todo tipo de edificios.

Pero aunque los anuncios de televisión de las operadoras nos lo intenten vender de esta manera, la realidad es que el 4G en su máximo esplendor todavía tardará en llegar a todo el país. Es un proceso de expansión progresivo que se beneficiará de que las operadoras vayan activando las distintas estaciones de recepción poco a poco. Dicho de otra forma, habrá usuarios que tendrán que tener una dosis de paciencia añadida para poder exprimir todas las posibilidades del 4G y notar las mejoras que implementa en sus dispositivos móviles.

Lógicamente, la red 4G tiene importantes puntos de interés añadidos. Lo más sencillo de explicar es que nos beneficiamos de una mayor velocidad en todos los sentidos. Podemos descargar con más rapidez todo tipo de archivos, navegar por Internet con mayor inmediatez o enviar y subir archivos más eficientemente, sin importar si se trata de fotos, vídeos o cualquier otro tipo de elemento. Por otro lado, el 4G también proporciona un importante apoyo a los usuarios en lo relacionado con el uso de juegos, dado que ahora las velocidades de conexión y la estabilidad mejoran.

El 4G era lo que se necesitaba, por otra parte, para que instituciones públicas y empresas variadas pudieran ofrecer unos servicios más profundos. Se va a apostar más por el contenido de vídeo y por la posibilidad de gestionar videollamadas.

Cosas buenas y cosas malas

Pero como indicamos, no todo pueden ser cosas buenas. Uno de los aspectos que han llevado a las quejas de los usuarios es que, como decíamos, el 4G no va a llegar todavía a todo el mundo. Por otro lado, no todos los usuarios se podrán beneficiar de él, ya que será necesario disponer de un dispositivo que sea compatible (lo que, por otro lado, no tiene discusión y es mera lógica). También ha causado molestia el incremento de precios que han llevado a cabo las operadoras en las últimas semanas.

Si bien hay parte del sector que afirma que la llegada del 4G no tendría que implicar un aumento de coste, las operadoras sí han aprovechado el momento para subirlo. Es lo que ha hecho Vodafone y Movistar, aunque en este último caso con la incorporación de otras novedades que han arropado el incremento. Es por ello que se recomienda a los usuarios que se informen bien de las condiciones de sus contratos y de lo que supone el debut de la red 4G.

Por último y no menos importante, también se ha advertido de que es posible que haya personas que sufran problemas en la recepción en su televisión de la TDT. No hay que olvidar que la conexión 4G ocupa la banda en la que anteriormente estuvo instalada la red de televisión.

Vía: La Vanguardia


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR