El Wi-Fi permite ver a través de la pared


El MIT (Massachusetts Institute of Technology) siempre nos sorprende. Su equipo del laboratorio de informática ha creado un nuevo tipo de tecnología con el cual le proporcionan una nueva función a las conexiones Wi-Fi. En este caso la utilizan para que sea posible ver a través de las paredes y detectar así las siluetas de las personas. Esta tecnología recibe el nombre de RF-Capture.

Así funciona

¿Cómo funciona? Según ha llegado a la prensa, el dispositivo se ocupa de realizar la transmisión de una señal de radiofrecuencia. Cuando esta señal impacta contra el cuerpo de una persona, aunque esté colocada detrás de una pared, la señal crea una imagen en frecuencia que es detectada. No importa si ahora la persona en cuestión se mueve, dado que el sistema la rastrea de la misma manera en la que la ha encontrado inicialmente. El proceso puede resultar un poco difícil de entender, pero hay un vídeo que ha sido publicado en la red para que podamos verlo de forma más clara.

Entre las características de este sistema, el RF-Capture es capaz de diferenciar entre las siluetas de varias personas. Se diferencian entre las distintas complexiones que podemos llegar a tener y también se analizan patrones de ritmo cardíaco y de respiración. Así se puede llegar a tener una mejor detección de los cuerpos de las personas.

El proyecto comenzó en el año 2013 y podría tratarse de un avance muy utilizado en distintas industrias si saben aprovecharlo de forma adecuada. El aspecto positivo es que puede detectar a cualquier persona y que el índice de precisión es del 90%.

RF Capture

Posibles usos

Hay quien lo ve como una tecnología peligrosa y polémica. Se cree que si es utilizada en un entorno adecuado puede proporcionar grandes ventajas, pero que si se lleva a un tipo de situación diferente podría poner en bandeja multitud de delitos. Por ejemplo, pongámonos en la situación de que un grupo de ladrones se hace con esta tecnología. Serían capaces de saber, con un simple vistazo, si las casas en las que quieren entrar hay personas o no. De esta forma podrían esperar a que no hubiera nadie para introducirse en ellas y robar. Lo mismo se puede aplicar a otro tipo de fines que no son tan positivos para la tecnología como se puede imaginar.

Imaginamos que hay personas del sector militar que se frotan las manos pensando en lo que puede proporcionar este tipo de sistema. Lo mismo que hemos planteado con las casas y los ladrones se podría aplicar a soldados y el acceso a instancias ocupadas por el enemigo. En este caso no entrarían si no hubiera nadie, sino que tendrían claro dónde deberían atacar para acabar rápidamente con sus rivales.

Pero en el otro lado de la moneda tenemos las aplicaciones más adecuadas que podrían beneficiarse de esta tecnología. Por ejemplo, pensemos en ello como herramienta que permitiera en las residencias vigilar a todos los ancianos en sus habitaciones para saber en cualquier momento si alguno de ellos ha sufrido algún tipo de caída o si sus condiciones de salud y en especial ritmo cardíaco no se encuentran pasando por un buen momento. Y no nos olvidemos de la domótica, que aprovecharía en gran medida disponer de este tipo de progreso.

Desde el MIT dicen que ellos van a hacer todo lo posible para que esta tecnología no se utilice con ningún tipo de fin malicioso. Tal y como han creado la tecnología, también están diseñando el “antídoto”, una forma de que su capacidad se pueda bloquear y que así haya una manera de limitar su acceso a quienes no la utilicen de forma legal.

Vía: La Vanguardia


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR