El teléfono móvil ha conseguido que nos queramos más. O, al menos, que lo parezca, porque el fenómeno selfie (o autofoto de toda la vida) no tiene visos Read More