¿Afectan las luces navideñas al Wi-Fi?


luces navideñas

Suena a broma, pero si os decimos que las luces de Navidad pueden afectar a nuestra conexión Wi-Fi no os estamos tomando el pelo. Si estás notando bajadas en la velocidad del Wi-Fi, posiblemente tengas que culpar a las luces navideñas. Así lo ha desvelado un estudio realizado en Reino Unido por Ofcom. Lo peor de todo es que además hay aparatos en el hogar que también afectan a la conexión. ¿Qué hacer ante esto?

En Reino Unido se está utilizando la aplicación Wi-Fi Checker para que los ciudadanos puedan comprobar si la velocidad Wi-Fi que reciben es la adecuada. Las luces de Navidad son un obstáculo importante que puede llegar a reducir la velocidad, pero tal y como mencionan desde Ofcom, también hay electrodomésticos que afectan a ello. En relación a las luces de Navidad, es muy beneficioso si no vivís en una calle que se encuentre iluminada en esta época del año. Y si habéis puesto el árbol de Navidad en casa, seguro que lo acabáis notando.

Para dar apoyo a esta información el equipo de Panda Security ha publicado una lista del tipo de elementos de nuestro hogar que pueden llevar a que perdamos velocidad en la conexión Wi-Fi. Esto se debe a la producción de campos electromagnéticos por parte de estos elementos. Los electrodomésticos, por ejemplo, son muy culpables. Se meten en la misma frecuencia que el Wi-Fi y lo noquean. Los principales enemigos de la velocidad son el microondas, el horno, el congelador o incluso el lavavajillas. Todos ellos se meten de por medio y afectan a la velocidad Wi-Fi cuando están en funcionamiento.

Las tuberías están dirigidas a aislar y absorber agua, pero también absorben la señal Wi-Fi. Ocurre algo similar con las televisiones y otros aparatos, como sistemas de sonido. Todos comparten la misma frecuencia y no ayudan a que el Wi-Fi alcance sus mejores niveles de rendimiento. Tampoco es nada bueno que nuestro router esté cerca del que tiene instalado nuestro vecino. Se produce un efecto negativo, aunque lo difícil viene a ser saber dónde tiene él puesto su router.

Por último y esto nos sorprende, las personas también absorben la conexión Wi-Fi. Cuantas más personas haya en un entorno, peor irá la conexión.

Vía: ABC


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *