El móvil como llave del coche del futuro gracias a Bosch


¿Cuántas veces os habéis olvidado las llaves del coche en casa u os habéis visto en una situación en la cual os hubiera gustado poder acceder al vehículo con mucha rapidez? La empresa alemana Bosch quiere cambiar las llaves de los coches por el uso del móvil. Y para ello trabaja en un sistema llamado Perfectly Keyless que podría estandarizarse en un futuro no muy lejano.

¿Cuál es su tipo de funcionamiento?

¿Cómo funciona y qué es lo que hace que este nuevo sistema sea tan cómodo? No va a ser una simple app en la que tengamos un botón virtual que pulsar. Con el móvil en el bolsillo solo tendremos que acercarnos al coche y en ese momento se producirá un intercambio de información que servirá como identificación del conductor con su vehículo. La identificación hará que al acercarnos al coche este se desbloquee de forma automática sin usar llave física. A continuación se producirá el segundo punto de conexión entre el conductor y su vehículo gracias a la aplicación de Perfectly Keyless, dado que también será posible poner el motor en marcha o bloquearlo en el momento en el cual hayamos llegado a nuestro destino.

Con la misma aplicación también tendremos otras posibilidades, como autorizar a otras personas para que puedan usar sus coches. Todo se ha desarrollado con la seguridad como uno de los principales requisitos, dado que como podéis imaginar el desbloqueo del vehículo de forma automática es algo muy sensible y que da respeto a los conductores.

Después de haber salido del vehículo el coche seguirá alerta y se bloqueará de manera definitiva en el momento en el que se pierda la conexión de 2 metros entre conductor y coche. Y en el momento en el que se produce el bloqueo se informa al usuario sobre ello.

Otros detalles importantes

Para que Perfectly Keyless pueda funcionar las marcas de fabricación de vehículos deberán llevar a cabo la instalación de una serie de sensores de proximidad que serán los que se ocupen de calcular las distancias entre el conductor y el vehículo. Algo que nos estábamos preguntando antes es qué ocurriría en el momento en el cual perdiéramos el móvil. No tiene porqué ocurrir, pero puede pasar. En ese caso Bosch menciona que lo que ocurrirá es que podremos entrar en la red para llevar a cabo la desactivación del sistema. El coche quedará bloqueado para todos los usuarios autorizados y habrá que realizar un proceso de conexión con otro smartphone utilizando las claves de usuario pertinentes. Mientras activamos una nueva cuenta y clave podremos sacar partido a la llave de contacto físico tradicional. No obstante, esto no quita que nos podamos ver en una situación complicada si lo que ocurre es que nos olvidemos el móvil dentro del coche, significando que quedará desbloqueado bajo la posibilidad de que lo roben (cuando nos demos cuenta siempre podemos volver al coche, ¿pero lo haremos a tiempo?).

La idea es muy buena y nos gusta pensar en que llegará el día en el que confiaremos en nuestro móvil y en una app para desbloquear el acceso al vehículo de forma sencilla. Esas películas en las que el vehículo se desbloquea al “reconocernos” son cada vez una mayor realidad, aunque nos da la sensación de que todavía queda mucho camino por recorrer. Hay algunas lagunas en el plan de Bosch que imaginamos tendrán que pulir en el futuro, especialmente en lo relacionado con la seguridad en ese tipo de situaciones en las que tengamos un problema con el móvil o los accesos. No obstante, la idea va por buen camino.

Vía: ABC


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *