Si no tienes privacidad en tu móvil es por tu culpa


WhatsApp acceso

El titular es duro, sin duda, pero es verdad. Nos quejamos de que no tenemos suficiente privacidad en nuestros dispositivos móviles, aunque en cierto modo nosotros mismos lo provocamos. Cuando instalamos aplicaciones y les damos acceso a nuestros datos personales estamos poniendo en jaque nuestra privacidad.

¿Qué hacen las aplicaciones?

Las apps le quitan hierro al asunto. Nos piden los permisos como si no fuera nada relevante y nosotros, se los damos, porque tampoco le damos mucha importancia, al menos en ese momento. Lo que hacen muchas apps, unas más confiables que otras, es acceder a información privada de nuestro dispositivo. Datos que de otra manera seguramente no compartiríamos con nadie. El mensaje en el que Google Play nos informa de que la aplicación puede acceder a distintos de nuestros datos en Android es muy habitual y nos hemos acostumbrado a él. Seamos sinceros, no le hacemos ni caso. ¿Por qué? Porque si no aceptamos no descargamos la aplicación. No lo llamemos chantaje, pero sí es cierto que se crea una dependencia bastante fuerte. Porque como indicamos, si no aceptamos los términos no tenemos aplicación.

Si es un abuso o no es algo que posiblemente se va a terminar de analizar en los próximos meses. Ya son muchas las voces que se están manifestando en contra de esta medida. En la Universidad de Georgetown dicen que el sistema de descargas actual es malo para el usuario y bueno para el desarrollador. No se piensa ni en la privacidad ni en la seguridad del móvil del usuario. Pero sí se proporcionan datos excesivos que los desarrolladores no deberían ni necesitan tener.

Un estudio muy revelador

Esta universidad ha realizado un estudio en el cual ha analizado 1300 aplicaciones, las que la empresa ha considerado las de mayor importancia. En total existe una lista de 126 tipos de permiso que se pueden solicitar, al menos a fecha del pasado año 2013. De este total de 126 permisos hay muchas de las aplicaciones principales que llegan a solicitar tener acceso a un máximo de 47 distintos. Se llega a desconfiar de porqué es necesario acceder a tantos datos de los usuarios. En otros casos las apps se limitan mucho más y solo piden tener acceso a uno o dos permisos. Pero en cualquier caso, la universidad determina que las apps no hacen un esfuerzo notable para informar al usuario o explicarles de los permisos que les están proporcionando ni porqué necesitan tenerlos.

Linterna LED Súper-Brillante

Leemos desde ABC un buen ejemplo de este tipo de ocasiones en las que se piden permisos que no vienen al caso. La aplicación Linterna requiere que le demos permiso para que acceda a, entre otras cosas, las fotos y nuestros archivos multimedia, e incluso a la cámara o la conexión Wi-Fi. ¿Por qué una app de linterna necesita esto?

El futuro inmediato

El veredicto del estudio es que las aplicaciones recopilan demasiada información de los usuarios, algo que debería estar controlado para que los usuarios pudieran disfrutar de la máxima privacidad. A razón de estudios como este las autoridades legales han comenzado a trabajar en medidas que permitan crear una nueva ley o normas que establezcan medidas más estables y coherentes en cuanto al tratamiento de los datos de los usuarios. Porque la pregunta es, ¿qué hacen las empresas con los datos que están sacando de los teléfonos móviles de los usuarios? ¿Dónde acaba esa información y qué usos se les da a lo largo del tiempo?

Mientras se determina una nueva ley o normativa para regular esta situación hay aplicaciones que podemos utilizar a fin de recortar los primeros que utilizan algunas aplicaciones. Por ejemplo, es recomendable la utilización de App Ops, con la cual llegamos a tener una mayor precisión en cuanto al control de los derechos y permisos que se proporciona a las aplicaciones instaladas en dispositivos móviles dotados del sistema operativo Android.

Vía: ABC


No Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *