Los universitarios confían en Snapchat


Snapchat universitario

Los universitarios confían en Snapchat por mucho que el servicio haya presentado problemas y vulnerabilidades en cuanto a su nivel de seguridad. Lo confirma un estudio realizado por la firma Sumpto, que dice haber entrevistado a más de 1800 estudiantes de Estados Unidos en relación a la forma en la que utilizan Snapchat. La compañía puede estar tranquila, porque uno de sus públicos más importantes no ha perdido el interés.

Se pensaba que tras lo ocurrido con el hack sufrido por Snapchat la aplicación perdería muchos usuarios. No obstante, parece que no ha sido así. Tras la filtración de casi 100,000 fotos privadas y vídeos en la red, a los universitarios parece que les de igual lo ocurrido siempre y cuando no les salpique a ellos.

Es interesante la información que proporciona Sumpto, porque no es una firma de análisis cualquiera. Su especialidad es conseguir datos de estudiantes universitarios, ni más ni menos. Los descubrimientos del estudio es que después del hackeo, la mayor parte de los estudiantes no ha cambiado su forma de pensar acerca del servicio. El 75% dice que el hack no ha cambiado la manera en la que usan Snapchat, mientras que un 58% dice aseguran con firmeza que ellos confían en la aplicación. En cuanto a Snapsaved, la app de terceros que fue objetivo del hack, un 16% de los estudiantes ha reconocido que la utilizó en el pasado.

Esta es una buena noticia para Snapchat, dado que no hay duda de que los estudiantes son uno de los principales grupos de usuarios de la aplicación. Es tal la importancia que le da Snapchat a este tipo de público que recientemente ha publicado novedades que giran alrededor de su vida, como la función Campus Story. Esta permite que los estudiantes especialicen un feed en el cual integren fotografías y vídeos que pueden ser consultados por las personas de su mismo campus.

No obstante, aunque los estudiantes confíen en Snapchat, quieren que la app siga manteniendo la seguridad y la privacidad. La función Campus Story reconocen que es fundamental que impida que los profesores y administradores de la escuela puedan tener acceso a los contenidos que se publiquen. Algo lógico teniendo en cuenta las circunstancias.

Vía: Mashable


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *